• Los síntomas de la depresión

    3

    Nov

    Los síntomas de la depresión

    Una de las enfermedades que más trato es la depresión, una afección a la que se le añade una característica muy especial: no es fácil que quienes la padecen sepan que la padecen. Por eso en este artículo quiero hablar de algunos de los síntomas más visibles, ya que si queremos superar una depresión, cuanto antes sepamos que la padecemos, antes podremos ponernos manos a la obra.

    La primera pista clara que indica depresión es la tristeza, unida a episodios de ansiedad. Esta tristeza se manifiesta de manera prolongada y aparece sin ningún motivo. La depresión tiene muchos grados, pero no siempre está relacionada con acontecimientos externos. La depresión puede aparecer en cualquier momento de nuestra vida.

    A esta tristeza se le suelen sumar otros aspectos, como que todo lo que antes nos producía ilusión, placer, curiosidad o interés, desaparecen. También es frecuente notar un fuerte bajón en la actividad sexual. Esto se debe también a que toda esa tristeza se manifiesta de forma física en forma de fatiga o falta de energía.

    Socialmente, un depresivo suele estar irritable, se vuelve introvertido, y lejos de disfrutar las situaciones sociales, se comporta de forma huidiza. En casos graves aparecen comportamientos o pensamientos suicidas, se pierde por completo la confianza en uno mismo y esto resulta en pesimismo e indecisión.

    El primer paso para vencer la depresión es asumir que estamos enfermos y que hay que luchar, por eso ir a consulta con una Psicóloga Especialista en Clínica es el primer paso y la primera piedra para volver a construir nuestro castillo interior.

  • El control de la ira y la rabia

    28

    Sep

    El control de la ira y la rabia

    A lo largo de mi amplia trayectoria como Psicóloga Especialista en Clínica he ayudado a muchas personas a llevar a cabo un mejor control de su ira y su rabia. Como ya te he mencionado en otras ocasiones en las que hablábamos de emociones negativas, la ira o la rabia en sí mismas no son sentimientos malos que debamos ignorar ya que en muchas ocasiones son reacciones emocionales lógicas antes situaciones que percibimos como injustas. Desde este punto de vista, incluso podemos hablar de sentimientos necesarios ya que actúan como una voz de alarma impulsiva frente a algo que nosotros consideramos una agresión, un miedo, una vulnerabilidad, una injusticia…

    Sin embargo, cuando la reacción es excesiva y llevada a unos extremos que provoca ansiedad, angustia, depresión e incluso trastornos en la conducta, estamos ante un problema que es necesario tratar acudiendo a una Psicóloga Especialista en Clínica como yo. En estos casos no se trata tanto de ignorar la emoción sino de manejarla para que no vuelva a ocurrir lo mismo: que la hemos dejado crecer de un modo desproporcionado.

    Es importante identificar cuál es el motivo de la ira y aprender a desarrollar una serie de dinámicas personales para evitar que llegue a un extremo peligroso. Por ejemplo, callarse y tragarse emociones derivadas de un hecho puede dar lugar a que un tiempo después estallen con gran violencia verbal o física que además afectará muy negativamente a nuestro estado anímico. En este sentido, aprender a decir las cosas a tiempo, dejando claro qué nos parece mal y por qué, nos puede evitar un ataque de ira futuro del que nada bueno sacaremos.

    Esta y otras técnicas son en las que trabajaremos en mi consulta para que los pacientes que tienen problemas para controlar su ira y su rabia, hagan una buena gestión de estos sentimientos.

  • La tristeza también existe

    2

    Sep

    La tristeza también existe

    Como experta Psicóloga Especialista en Clínica puedo asegurarte que negarnos a sentir emociones tristes es un grave error que a la larga termina pasando factura. Parece que ha tenido que llegar Pixar y su popular “Del revés” para hacernos entender lo que los psicólogos llevamos tiempo advirtiendo: bloquear las emociones es un grave error.

    Está claro que nadie busca estar triste, deprimido o estresado pero estas, como muchas otras, son sensaciones que vamos a vivir en repetidas ocasiones a lo largo de nuestras vidas. Además, estos sentimientos no vienen solos, existen unas circunstancias vitales que los provocan. Por eso, entender qué hace que nos sintamos así, saber qué podemos hacer por mejorar nuestra situación y tener claro cómo gestionar esos estados de ánimo negativos es fundamental para crecer como personas y llevar una vida emocional más plena y sana.

    El peso de la cultura tiene mucho que ver en este sentido. Vivimos en la era del bienestar, de la felicidad, de la vida maravillosa… y parece que todo lo que se aleje de eso, no está bien visto. Nadie quiere rodearse de personas tristes, de acuerdo, pero no debemos olvidar que tarde o temprano todos pasaremos etapas con estados anímicos más altos y más bajos.

    El bloqueo de una emoción y hacer que “algo no está ocurriendo” cuando en realidad sí está pasando es un método de protección. Tendemos a mirar hacia otro lado cuando algo nos hace sentirnos infelices mientras que lo que deberíamos hacer es afrontar esa situación.

    Como experta Psicóloga Especialista en Clínica sé que no dejar fluir la tristeza y los sentimientos negativos pueda dar lugar a la aparición de cuadros de ansiedad, estrés o procesos de somatización con graves consecuencias en el aparato digestivo o dermatológico. Además, no puedes olvidar que negar la tristeza, no va a acabar con ella.

  • ¿Se puede entrenar la personalidad como entrenamos los músculos?

    26

    Ago

    ¿Se puede entrenar la personalidad como entrenamos los músculos?

    Como Psicóloga Especialista en Clínica puedo asegurarte que hay aspectos de nuestra personalidad que podemos mejorar o modificar siempre y cuando exista voluntad por nuestra parte y nos sometamos a un entrenamiento adecuado para ello. Si somos capaces de entrenar nuestros músculos en el gimnasio, ¿por qué no íbamos a ser capaces de mejorar nuestra forma de ser para gestionar mejor nuestras emociones o modificar aquellos comportamientos que no son adecuados?

    A mi consulta como Psicóloga Especialista en Clínica han llegado pacientes que no estaban contentos con algunos aspectos de su carácter o que sentían frustración por no poder evitar ciertas reacciones ante situaciones vitales concretas. En estos casos podemos optar por un "yo soy así" y aceptar que tenemos ciertos defectos y sería una postura aceptable siempre y cuando esas desavenencias con nosotros mismos no nos causaran infelicidad y nos permitieran vivir en armonía. El problema viene cuando sufrimos por ello. Cuando es así, lo mejor es mostrar un actitud constructiva y estar dispuestos a convertirnos no en alguien perfecto, pero sí en alguien que se siente más a gusto consigo mismo.

    No podemos olvidar que la relación que tengamos con nosotros es fundamental en la relación que tengamos con los demás. Cuando uno se siente bien consigo mismo, proyecta una actitud mucho más sana al resto de las personas, lo que se traduce en relaciones más normalizadas, sinceras y naturales. Sin embargo, hay personas que rechazan sin saberlo muchos aspectos de su forma de ser e intentan poner freno a emociones, sentimientos y reacciones, provocando que sus relaciones con los demás resulten más incómodas y artificiales. Observar y analizar por qué tenemos ciertos sentimientos o reacciones es clave para aprender a entendernos. Y precisamente de eso se trata cuando hablamos de entrenar nuestra personalidad: de trabajar en aquello que nos pueda hacer crecer como personas.

    Si no te sientes bien y necesitas trabajar aspectos de tu personalidad, ven a mi consulta o ponte en contacto conmigo. Juntos trabajaremos para mejorar aquellos aspectos que te ayuden a sentirte mejor y madurar emocionalmente.

  • El duelo: ¿se puede aprender a superar una muerte?

    15

    Jul

    El duelo: ¿se puede aprender a superar una muerte?

    A lo largo de mi amplia trayectoria como Psicóloga Especialista en Clínica he tratado a numerosos pacientes que acudían a mi consulta al padecer un cuadro depresivo provocado por la muerte de una persona querida.

    Efectivamente, cuando fallece un familiar o un amigo cercano comienza una etapa muy dolorosa que es conocida como duelo. Conocer sus fases y tomar la actitud más apropiada es fundamental para llevar mejor esa pérdida. Porque superar una muerte es difícil pero existen técnicas que pueden aliviarnos la pena en unos momentos tan dramáticos.

    Obviamente no existen fórmulas mágicas para gestionar lo que se siente cuando muere una persona querida porque cada muerte es diferente y cada persona que la sufre también. Pero como te decía y basándome en mi experiencia como Psicóloga Especialista en Clínica, ser conscientes de si estamos viviendo un periodo de duelo "normal" o se prolonga o agudiza más de la cuenta, es el primer paso para evitar un problema emocional mayor.

    No se trata de ser duros con nosotros mismos y obligarnos a estar bien antes de tiempo. Cada duelo es variable dependiendo de la persona y el momento en el que lo vive, pero lo que no podemos hacer es vivir en un estado de tristeza permanente.

    Normalmente existe una primera fase de shock seguida de una muy dolorosa en la que la pérdida suele provocar una tristeza aguda y desesperanza, con síntomas que pueden confundirse con una depresión. La diferencia es que esta fase irá dando paso poco a poco a una reorganización de sentimientos y a unas ganas de recuperar una normalidad en la que ya has admitido (que no olvidado) la ausencia de la persona fallecida.

    Intentar ocupar nuestra mente, volver a nuestras rutinas habituales y estar atentos si vemos que nuestro duelo dura en exceso, es lo mejor que podemos hacer por nosotros mismos, ya que si ésto ocurre, tendremos que ponernos en manos de un profesional.

  • ¿Problemas de comunicación con tu pareja?

    25

    Jun

    ¿Problemas de comunicación con tu pareja?

    En mi consulta de Psicóloga Especialista en Clínica realizo terapias y sesiones especiales para parejas. La vida en común puede atravesar etapas de todo tipo, algunas maravillosas pero otras que no lo son tanto. Los celos, la desconfianza, la monotonía, el estrés, la falta de tiempo… son muchos los factores que pueden influir en la armonía de la vida de una pareja.

    Uno de los grandes enemigos en este sentido es la falta de comunicación que a veces se instala entre dos personas. La apatía llega a un punto en el que no apetece hablar con la otra persona, explicarle qué nos ocurre o simplemente buscar un poco de complicidad con ella. El hermetismo se instala no porque exista algo que ocultar sino porque la separación emocional da lugar a una separación verbal que precisamente es la que hay que evitar si una pareja quiere superar el bache. Como Psicóloga Especialista en Clínica puedo afirmarte que la calidad de la comunicación de la pareja determinará su futuro. El diálogo es una pieza clave para poder construir un proyecto común para el que hay que negociar, ceder y empatizar.

    El primer paso para tener una buena comunicación de pareja pasa por alejar todos aquellos aspectos que interfieren en ella: las prisas, los móviles, la falta de intimidad... Una pareja debe esforzarse por encontrar un momento del día que dedicarse el uno a otro para charlar de sus cosas y plantear aquellas cuestiones que consideren necesarias desde el respeto y la asertividad.

    Es necesario partir de una total confianza y desnudez a la hora de hablar. Por ejemplo, si una persona está molesta porque su pareja siempre llega tarde a las citas se trata de exponer el problema sin dramas, ni miedos: hablar con franqueza y expresar cómo te sientes es la mejor forma de que tu pareja te comprenda.

    La pérdida de comunicación tiende a convertirse en una bola de nieve que es difícil de parar. Por eso muchas parejas se ven obligadas a ponerse en manos de terapias profesionales, como la que ofrezco en mi consulta.

  • Cómo enfrentarse a una depresión

    29

    May

    Cómo enfrentarse a una depresión

    Para abordar el tratamiento de la depresión en Madrid, es imprescindible contar con la voluntad de la persona afectada, que debe manifestar intención de superarla. Es importante cambiar algunas actitudes y aprender a ver las cosas desde un prisma más positivo y que otros aspectos nos afecten menos. Se puede ser más optimista y eso es algo que se consigue trabajando junto con un psicólogo.

    Todas las depresiones no se pueden abordar de la misma manera, ya que las personas reaccionamos de manera distinta ante situaciones parecidas. Además, no todos manifestamos igual el dolor: unos lo hacen de manera externa y otros lo guardan en el interior.

    En el tratamiento de la depresión en Madrid, no es raro que haya personas que la sufran sin saberlo o que lleven mucho tiempo con ella hasta que han sido diagnosticadas. En ocasiones, este trastorno se confunde con una etapa de tristeza o se relaciona con una mala racha en el trabajo. Es fundamental atajar el problema a tiempo para que no se agrave y comenzar cuanto antes con la terapia para superarlo.

    Para tratar la depresión, hay que tener en cuenta el entorno del paciente: conocer sus particularidades, si ha habido algún hecho traumático, si sus familiares le apoyan, qué relación tiene con ellos y con su pareja… El apoyo psicológico puede estar complementado por algunos fármacos, pero no siempre será así. Como hemos comentado, dependerá del grado del trastorno y de las características de cada sujeto.

    En Psicóloga Especialista en Clínica creemos que la atención siempre debe ser individualizada, puesto que no existen dos personas iguales reaccionando de la misma manera.

  • Cómo combatir el estrés laboral

    7

    May

    Cómo combatir el estrés laboral

    En los últimos años de trayectoria como Psicóloga Especialista en Clínica he podido comprobar cómo los casos de estrés laboral han aumentado considerablemente, constituyendo un alto porcentaje de las consultas que recibo como psicóloga.

    No existe un escenario más propicio que otro para que una persona sufra un cuadro de estrés laboral. Lo que existe es una manera concreta de percibir y afrontar los estímulos laborales externos que da lugar a que ante una misma situación, una persona sea capaz de relativizar y no agobiarse y otra sufra una serie de reacciones psicológicas y físicas muy similares a las que provoca la ansiedad.

    Cierto es que a lo largo de mi experiencia como Psicóloga Especialista en Clínica he podido comprobar cómo existen una serie de factores que favorecen la aparición del estrés laboral como la sobre carga de trabajo, los bajos sueldos, no tener control sobre el trabajo realizado, el temor al despido o la falta de motivación.

    En situaciones de estrés laboral es importante desarrollar una gran capacidad para regular el impacto que produce en nosotros lo que ocurre en el entorno laboral. Identificar aquello que te estresa y valorar su peso, controlar las emociones negativas, priorizar tareas y tómarse tiempos de descanso, establecer límites horarios entre tu vida laboral y la personal y comentar a tus jefes o compañeros cómo te sientes, son algunas de las pautas que pueden ayudarte a recuperar la tranquilidad perdida en situaciones de estrés laboral.

    A nivel físico también es importante aprender a trabajar la respiración, relajar los músculos y mejorar nuestra condición física mediante la práctica de ejercicio, ya que la actividad física es un gran liberador de estrés y además nos ayudará a sentirnos mejor.

    No olvides que si el estrés laboral se prolonga en el tiempo causando reacciones como insomnio, irritabilidad, pérdida de apetito, agresividad… lo mejor es ponerte en manos de profesionales. En mi consulta de Psicóloga Especialista en Clínica encontrarás la ayuda que necesitas para superar tu problema de estrés laboral.

  • Autoestima: aprende a reforzar tu valor personal

    24

    Mar

    Autoestima: aprende a reforzar tu valor personal

    En mi consulta de Psicóloga Especialista en Clínica, he podido comprobar cómo en ocasiones, la falta de autoestima se esconde tras los problemas que presentan muchos de los pacientes que he tratado, afectándoles a la hora de desarrollar unas relaciones sanas y naturales tanto en el ámbito personal como en el profesional.

    Cuando buscar la aprobación de los demás ocupa siempre el primer plano de las prioridades emocionales, corremos el riesgo de convertirnos en personas que basan su felicidad en el reconocimiento externo de tal forma que nos sentimos afortunados si lo conseguimos y desgraciados cuando no contamos con tal beneplácito.

    De ahí que en mi consulta de Psicóloga Especialista en Clínica intente trabajar la autoestima en aquellos pacientes que presentan un problema de confianza y de fe en sí mismos que les impide tomar decisiones con autonomía y libertad. Reforzar la autoestima es fundamental para vivir de ahí que sea tan importante aumentar el valor personal de cada uno y ser conscientes de que no hay nada malo en buscar la aprobación de los demás siempre y cuando no lo convirtamos en nuestro objetivo ni nos impida ser lo que realmente somos.

    No se trata de promover la arrogancia y la falta de humildad sino de tratar que las personas tengan una percepción más realista de sí mismas, acepten su valor personal y sean capaces de realizar una buena evaluación interna, gestionando tanto sus aspectos positivos como aceptando los negativos.

    En mi consulta contarás con mi experiencia como profesional de la psicología para ayudarte a mejorar tu autoestima ya que nada es tan importante como la identidad y la autoconciencia de uno mismo. Ven a verme y juntos recuperaremos el bienestar y la confianza perdida.

  • Cómo afrontar la pérdida de tu trabajo

    16

    Mar

    Cómo afrontar la pérdida de tu trabajo

    Si acabas de perder tu trabajo y no sabes cómo encarar tu nueva situación, puedo echarte una mano para abordar este episodio de una forma positiva y productiva, con visión de futuro. Como psicóloga especialista en clínica te ayudaré en todo lo relacionado con tu bienestar y tu autoestima. Soy consciente de que perder el trabajo implica perder la seguridad de que a final de mes recibiremos una nómina que nos permita satisfacer nuestras necesidades básicas. Y no sólo eso, sino que esta seguridad económica nos ayuda a fortalecer la visión positiva que tenemos de nosotros mismos.

    Por todo lo anterior, tras un despido no es raro que experimentemos episodios de ansiedad aguda, que nuestra autoestima se deteriore y que presentemos síntomas psicosomáticos como hipertensión. Ante esta situación, ponerte en contacto conmigo te permitirá acceder a terapias que la psicología clínica ha desarrollado de cara a prevenir estas situaciones. Hablo por ejemplo de la desvinculación asistida o outplacement. Se trata de evaluar tus capacidades y competencias profesionales, emocionales e intelectuales para facilitar tu reinserción en el mercado laboral. Una forma también de mejorar tu empleabilidad y tu autoconfianza.

    En resumen, en mi consulta puedo ayudarte a diagnosticar tus puntos débiles y a resaltar y sacar rendimiento a los fuertes. Intenta ver tu nueva realidad como una etapa más en tu vida laboral. Ponte ya a organizarte y a planificar tu búsqueda de empleo. Puedo ayudarte a elaborar esta lista de tareas, a preparar presentaciones en las que destaques ante posible empleadores o a afrontar con éxito las entrevistas de trabajo que vayas teniendo.



  • La ansiedad

    22

    Ene

    La ansiedad

    ¡Bienvenidos a nuestro blog! Hoy inauguramos este espacio en el que pretendemos compartir con vosotros algunos aspectos relacionados con nuestra profesión en el campo de la psicología. Y para comenzar esta andadura nos gustaría hablaros de la ansiedad ya que gracias a nuestra amplia experiencia en el tratamiento para la ansiedad en el centro de Madrid, hemos atendido a muchos pacientes que sufrían esta enfermedad.

    Comencemos entonces por preguntarnos qué es la ansiedad. La ansiedad como trastorno patológico es una de las enfermedad psicológicas más comunes en la actualidad, de ahí que el tratamiento para la ansiedad en el centro de Madrid que incluimos entre nuestros servicios sea uno de los más demandados. 

    Sin embargo, la ansiedad es un aspecto natural más del estado emocional de los seres humanos. Sentir ansiedad es tan normal como sentir tristeza, alegría, miedo o emoción. La ansiedad es una especie de estado de alerta emocional y corporal que activa nuestro cuerpo cuando creemos estar en situaciones que pueden tener consecuencias negativas para nosotros, de ahí que sentirla sea normal y útil, ya que nos ayuda a estar preparados para reaccionar antes esas situaciones de peligro.

    El problema surge cuando el nivel de ansiedad que se siente es alto, muy continuado en el tiempo o bien se genera ante situaciones cotidianas que no deberían provocar tal estado de ansiedad. En estos casos, la ansiedad deja de ser una reacción adaptativa para convertirse en un trastorno patológico que en muchas ocasiones puede limitar notablemente la vida de una persona.

    El problema de las personas que sufren ansiedad es que no son conscientes de que la están padeciendo y en muchas ocasiones ni si quiera llegan a ponerse en manos de un especialista. La figura del psicólogo es fundamental para ayudar al paciente a entender que las interpretaciones que tiene de un aspecto de la realidad son exageradas o erróneas, de ahí que vea un peligro o una amenaza donde realmente no la hay.

    En la Psicóloga Especialista en Clinica contamos con un gran equipo de profesional para tratar este y otros trastornos psicológicos. Confía en nosotros para recuperar tu bienestar.