La tristeza también existe

616 77 13 78
La tristeza también existe

Como experta Psicóloga Especialista en Clínica puedo asegurarte que negarnos a sentir emociones tristes es un grave error que a la larga termina pasando factura. Parece que ha tenido que llegar Pixar y su popular “Del revés” para hacernos entender lo que los psicólogos llevamos tiempo advirtiendo: bloquear las emociones es un grave error.

Está claro que nadie busca estar triste, deprimido o estresado pero estas, como muchas otras, son sensaciones que vamos a vivir en repetidas ocasiones a lo largo de nuestras vidas. Además, estos sentimientos no vienen solos, existen unas circunstancias vitales que los provocan. Por eso, entender qué hace que nos sintamos así, saber qué podemos hacer por mejorar nuestra situación y tener claro cómo gestionar esos estados de ánimo negativos es fundamental para crecer como personas y llevar una vida emocional más plena y sana.

El peso de la cultura tiene mucho que ver en este sentido. Vivimos en la era del bienestar, de la felicidad, de la vida maravillosa… y parece que todo lo que se aleje de eso, no está bien visto. Nadie quiere rodearse de personas tristes, de acuerdo, pero no debemos olvidar que tarde o temprano todos pasaremos etapas con estados anímicos más altos y más bajos.

El bloqueo de una emoción y hacer que “algo no está ocurriendo” cuando en realidad sí está pasando es un método de protección. Tendemos a mirar hacia otro lado cuando algo nos hace sentirnos infelices mientras que lo que deberíamos hacer es afrontar esa situación.

Como experta Psicóloga Especialista en Clínica sé que no dejar fluir la tristeza y los sentimientos negativos pueda dar lugar a la aparición de cuadros de ansiedad, estrés o procesos de somatización con graves consecuencias en el aparato digestivo o dermatológico. Además, no puedes olvidar que negar la tristeza, no va a acabar con ella.