El abuso emocional: Las emociones desbordadas llevan al pensamiento por caminos que la razón no elige.


Aquieta tus emociones en la medida en que puedas, camina, respira tranquilo, haz alguna actividad que te guste, y después tu pensamiento fluirá más claro y tu razón discriminará mejor.  

Publicado: 6 de Abril de 2014