• Aumentar la seguridad.
    Aumentar la seguridad.
    30 de Octubre de 2017

    Es cierto que las experiencias vividas dejan a menudo un rastro que nos hace infelices. 

    Las dificultades en las relaciones de la infancia afecta al modo de relacionarnos en el presente. Nos produce inseguridad, miedo, conflictos con los demás, problemas de pareja,...

    En psicoterapia veremos juntos, como superar esas experiencias de un modo positivo,  instalando una nueva mirada de nosotros mismos y el mundo.  

    Desarrollamos capacidades que  nos permitan pensar y actuar de otra manera,no ver la realidad como Blanca o negra, conseguir que las emociones no desborden de la capacidad de pensar y se vayan produciendo experiencias que nos permitan ver el mundo con positividad, actuar con más seguridad y superar el miedo,  haciendo desaparecer "Los perros que ladran en nuestro interior".

  • El maltrato emocional y maltrato físico. Maltrato laboral y maltrato afectivo.
    El maltrato emocional y maltrato físico. Maltrato laboral y maltrato afectivo.
    9 de Junio de 2016


    AMP

    Uno de cada tres españoles tolera algún tipo de maltrato como amenazas, desvalorización o control de la pareja

    Directorio


    Foto: EUROPA PRESS

    MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

       Uno de cada tres españoles (un 36 por ciento) se muestra tolerante hacia uno o más comportamientos de maltrato como las amenazas verbales, la desvalorización o la violencia de control sobre la pareja, según revela el I Estudio de Percepción social de la violencia de género 2013, presentado por la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad.

       El informe, elaborado por el profesor de Sociología de la Universidad Autónoma de Madrid, Gerardo Meil, basándose en las respuestas de 2.580 entrevistados mayores de 18 años, refleja que un 92 por ciento de la población española --tanto hombres como mujeres-- considera "inaceptable" la violencia de género en la pareja frente a un 6% que lo ve como "algo inevitable que siempre ha existido" y un 2% que lo considera "aceptable en algunas circunstancias".

       Sin embargo, un 36% tolera algunos comportamientos que también constituyen maltrato. Así, en torno a un 30% de los encuestados acepta como inevitable o aceptable en algunas circunstancias la violencia de control (un 29% de mujeres y un 32% de hombres); aproximadamente un 10% tolera la desvalorización de la pareja (un 8% de mujeres y un 10% de hombres); y en torno a un 7% acepta las amenazas verbales (un 6% de mujeres  y un 7% de hombres). Por el contrario, la violencia sexual y física solo son aceptadas por un 2%.

       La secretaria de Estado de Igualdad, Susana Camarero, ha calificado de "gran avance con respecto a hace no muchos años" el hecho de que un 92% de los españoles rechace la violencia de género, aunque se ha mostrado preocupada por los muchos encuestados que "no identifican" algunas actitudes --como el control sobre la ropa de la pareja, las amistades, el trabajo, los celos-- como maltrato.

       Estas actitudes, según ha alertado, se dan igualmente en los adolescentes, entre los que un 28% (de las jóvenes) asegura haber sufrido algún tipo de control por parte de su pareja. Por ello, ha anunciado que la próxima campaña de sensibilización 'Hay salida' de 2014 irá dirigida a los adolescentes para advertir sobre las primeras señales del maltrato y promover un uso responsable de las nuevas tecnologías.

    UN TERCIO PIENSA QUE LOS AGRESORES TIENEN UNA ENFERMEDAD MENTAL

       Atendiendo a los estereotipos, el estudio muestra que un tercio de la población española cree que los agresores suelen tener alguna enfermedad mental; que el 89% considera que si las víctimas aguantan es por los hijos; que el 67% piensa que las mujeres aguantan los malos tratos porque son dependientes económicamente; y que el 35% cree que si las mujeres sufren violencia es porque lo consienten.

       Estos estereotipos, según precisa el informe, se observan "con algo más de frecuencia" entre los hombres, las personas mayores, con menor nivel de estudios y económicamente no activas.

       En cuanto a la percepción sobre la evolución en el tiempo de la violencia de género, el informe pone de manifiesto que un 30% de mujeres y un 26% de hombres creen que sí han aumentado los casos de maltrato contra la mujer frente a un 68% de mujeres y un 65% de hombres que piensan que lo que ocurre es que salen a la luz más casos.

       Además, de los datos se desprende que un 30% de los encuestados conoce en su entorno más cercano a una mujer que ha sido o es víctima de violencia de género, siendo un familiar próximo en el 12% de los casos, y que el 65% de los entrevistados afirma que la víctima de maltrato a la que conocen tiene hijos a su cargo. Asimismo, el 92% de los encuestados dice que en caso de tener conocimiento de agresiones, llamaría a la Policía, se enfrentaría al agresor o llamaría la atención de otras personas que podrían ayudar.

    CREEN QUE NO DENUNCIAN POR MIEDO, POR LOS HIJOS O POR VERGÜENZA

       Preguntados por el motivo por el que consideran que las víctimas de maltrato no denuncian, el 80% apunta que la razón es el miedo, el 33%, que es por los hijos, mientras que el 28% dice que es "por vergüenza, por ocultar la agresión al entorno cercano", un dato este último, sorprendente para los autores del estudio.

       Por otro lado, sobre los recursos puestos por las Administraciones Públicas para ayudar a las víctimas de violencia de género, el estudio indica que el 92% de la población piensa que los servicios públicos deberían coordinarse para atender mejor a las mujeres. Asimismo, acerca de las campañas de sensibilización, de los resultados se desprende que casi la mitad de los españoles recuerda alguna de estas campañas y que el 79% las ve útiles para concienciar.

       Concretamente, en relación al teléfono de atención a las víctimas 016, el 48% de las mujeres y el 38% de los hombres lo conocen, lo que significa que aún hay un 50% de mujeres que no saben de su existencia, por lo que los responsables del estudio ven necesario seguir informando sobre estaherramienta.

    DESIGUALDADES DE GÉNERO "MUY O BASTANTE GRANDES"

       Susana Camarero ha insistido en que la raíz del problema de la violencia de género está en la "desigualdad" entre hombres y mujeres. Precisamente, los datos del informe muestran que las desigualdades de género en España son "muy o bastante grandes", sobre todo, en las posibilidades de compaginar la vida laboral y familiar, en los salarios y en el acceso a puestos de responsabilidad en las empresas.

       En este sentido, la secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad ha indicado que "hay que seguir avanzando" en el ámbito laboral para que mujeres y hombres "cobren el mismo salario" y para "romper el techo de cristal que impide a las mujeres promocionar". De hecho, ha recordado que el 70% del presupuesto del Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades aprobado hace unos meses se va a destinar a estos fines.

       Camarero ha recordado a las más de 700 mujeres que han muerto a manos de sus parejas o exparejas en España y a todas las mujeres que en la actualidad sufren esta "lacra" que "impide crecer a la sociedad" y ha destacado que ya son un 72% de mujeres maltratadas las que un día "rompieron su silencio". En esta línea, ha animado a denunciar pues "todavía denuncian pocas mujeres" y ha puntualizado que el 80% de las mujeres asesinadas por este motivo no habían denunciado.

       Atendiendo a la educación sobre la igualdad en los colegios, Camarero ha apuntado que están trabajando con el Ministerio de Educación y que ya está recogido en la Enseñanza Primaria y que siguen esforzándose para impulsarlo también en los niveles de Secundaria.

  • “Todos los problemas están en la mente. La duda, el miedo y las expectativas son solo pensamientos.
    “Todos los problemas están en la mente. La duda, el miedo y las expectativas son solo pensamientos.
    23 de Febrero de 2016

    EMOCIONES

    Efectos físicos del miedo

    • Bernard, Elena



    MARTIN MÜLLER

    Cuando nos asustamos, nuestro cuerpo pone en marcha una serie de procesos en cuestión de segundos. Antaño, esta respuesta permitía que nuestros antepasados reaccionasen prestos ante una amenaza. Aunque hoy en día ya no nos topamos con hambrientos tigres de dientes de sable, los efectos del miedo en el cuerpo han perdurado. Las reacciones de cada uno de los órganos cumplen una importante función, pero también conllevan efectos secundarios negativos.

    Reacciones del sistema nervioso simpático
    En el miedo, sobre todo en los ataques de pánico, el sistema nervioso simpático se encarga de que el cuerpo disponga de un rendimiento máximo por un breve espacio de tiempo. De esta manera lo prepara para la lucha o la huida. Las funciones que no resultan precisas en ese momento decaen.

    Reacciones del sistema nervioso parasimpático
    Tras las reacciones transmitidas por el sistema nervioso simpático, el sistema parasimpático lleva de nuevo el cuerpo al estado normal. Aunque este último también se halla activo en el primer segundo del sobresalto: posibilita un instante de acumulación de fuerzas para la huida o la lucha. Si nos parece que una situación no tiene salida, el sistema nervioso parasimpático permanece a menudo sobreactivado y nos lleva a una especie de estado de choque.


  • Aceptar y afrontar lo inesperado.
    Aceptar y afrontar lo inesperado.
    23 de Febrero de 2016

    El poder de la incertidumbre

    La vida es una permanente exposición a lo inesperado. Donde muchos ven un problema paralizante, otros encuentran una oportunidad para evolucionar

    Otros

    Guardar

    Enviar por correo

    Imprimir

    FRANCESC MIRALLES

    21 FEB 2016 - 00:00 CET

    anna parini

    Nuestra existencia está llena de giros que superan la imaginación del mejor guionista, aunque tratemos de analizarla como algo previsible. Por mucho que se quiera mantener el control, hay acontecimientos que tienen lugar de forma abrupta y que obligan a cada uno a replantearse la vida.

    Se tiende a pensar que las rarezas y accidentes son poco frecuentes, cuando de hecho son parte fundamental de la realidad. No solo América fue descubierta por Colón por casualidad. Muchas de las cosas importantes que suceden aparecen sin que se hayan buscado. Bienvenido al reino de lo inesperado.

    LA ILUSIÓN DE PREDECIR anna parini

    “Actuamos como si fuéramos capaces de vaticinar los hechos o, peor aún, como si pudiésemos cambiar el curso de la historia. Hacemos proyecciones a 30 años del déficit de la Seguridad Social y de los precios del petróleo sin darnos cuenta de que ni siquiera podemos prever unos y otros para el verano que viene. Nuestros errores de previsión acumulativos sobre los sucesos políticos y económicos son tan monstruosos que cada vez que observo los antecedentes empíricos tengo que pellizcarme para verificar que no estoy soñando. Lo sorprendente no es la magnitud de nuestros errores de predicción, sino la falta de conciencia que tenemos de ellos. Y esto es aún más preocupante cuando nos metemos en conflictos mortales; las guerras son fundamentalmente imprevisibles. Debido a esta falta de comprensión de las cadenas causales entre la política y las acciones, es fácil que provoquemos cisnes negros gracias a la ignorancia agresiva, como el niño que juega con un kit de química” (Nassim Nicholas Taleb).

    Vivimos en el mar del cambio y la incertidumbre, pero eso no tiene por qué ser malo. En su libro La ley del quizás, la consultora de negocios Allison Carmen toma como punto de partida una célebre fábula oriental que le contó su profesor de chi kung, una terapia medicinal de origen chino que se basa en el control de la relajación, para explicar su teoría sobre lo incierto. La historia se resume así:

    Un día, el caballo de un campesino se escapó. Su vecino le dijo: “¡Qué mala suerte has tenido!”. El granjero le respondió: “Quizás”. Al día siguiente, el animal regresó acompañado de cinco yeguas. El hombre volvió y le felicitó: “¡Qué buena suerte has tenido!”. El dueño replicó: “Quizás”. Poco después, el hijo del campesino, que solía montar a caballo, se cayó y se rompió una pierna. El amigo le comentó: “¡Qué mala suerte has tenido!”. Este contestó: “Quizás”. Al día siguiente llegaron unos oficiales del Ejército para reclutar al muchacho y luchar en la guerra, pero no pudieron llevárselo porque tenía la pierna rota. Entonces el vecino exclamó: “¡Qué buena suerte has tenido!”. El padre repitió: “Quizás”.

    El mensaje de este tradicional relato es claro: no se puede saber el alcance de lo que sucede a nuestro alrededor en todo momento. Las cosas acostumbran a pasar por algo, según dicen algunos maestros, pero tal vez tardemos un tiempo en desvelar en qué consiste ese algo. Era lo que Steve Jobs, fundador de Apple, definió en su teoría de “conectar los puntos” y que explicó en el célebre discurso que dio en 2005 a los recién graduados de la Universidad de Stanford. Muchos acontecimientos inesperados que suceden en la vida de cualquiera adquieren todo su sentido cuando se contemplan en perspectiva. Por ejemplo: una vocación que se descubre después de haber perdido un trabajo que solo producía insatisfacción, el padecimiento de una enfermedad que facilita la reflexión y que desembocará en importantes cambios, o una ruptura que va seguida de forma imprevista por el hallazgo del verdadero amor.

    Allison Carmen dice al respecto: “Los seres humanos tienen una asombrosa capacidad para olvidar que una de las pocas certezas con las que pueden contar a lo largo de la vida es que esta va cambiando. En cuanto las cosas dan un giro inesperado, tendemos a sentirnos abrumados por la incertidumbre. Pero cuando empezamos a aplicar la idea del quizás vemos que el ciclo del cambio es incesante. Cada resultado ofrece más posibilidades futuras”.

    El ser humano se aferra de forma natural al mundo conocido, a lo previsible. A medida que nos convertimos en adultos, solemos hacer las mismas cosas y esperamos resultados que nos son familiares. Esto nos produce una sensación de control que aporta calma, aunque ya haga tiempo que estemos aburridos con nuestra vida. Desconocer lo que sucederá equivale a salir de nuestro hogar para adentrarnos en un mundo incierto sin saber qué nos deparará.

    PARA SABER MÁS

    Libros
    El cisne negro
    Nassim Nicholas Taleb (Planeta)
    Del éxito de Google y YouTube a los atentados del 11-S, este ensayo provocador explica la importancia de “lo improbable” en el mundo y en nuestra vida personal.

    La ley del quizás
    Allison Carmen (Urano)
    Un manual sobre los aspectos positivos de la incertidumbre, si se aprovecha el abanico de posibilidades que ofrece en lugar de tratar de recuperar el control.

    Lo que en psicología se ha etiquetado como “zona de confort” fue definido por Brené Brown, investigadora social de la Universidad de Houston, como aquel territorio donde la incertidumbre, la escasez y la vulnerabilidad son mínimos, es decir, donde creemos que hay espacio suficiente para el amor, la comida, el talento, el tiempo o la admiración. Resumiendo: “Un lugar donde creemos tener algún control”. Aunque la vida está llena de imprevistos y esa seguridad que anhelamos es una ilusión, al abandonar la zona de confort –por ejemplo, en un nuevo empleo o al inicio de una relación– nos sentimos ansiosos y tal vez incluso estresados.

    Se ha demostrado, sin embargo, que es justamente en esa clase de situaciones cuando se potencia la creatividad. Del mismo modo que el conductor que realiza siempre la misma ruta corre el riesgo de dormirse por falta de estímulos y sufrir un accidente, enfrentarse a situaciones graves nos impulsa a sacar lo mejor de nosotros mismos, ya que nuestros cinco sentidos están puestos en aprender de ese mundo desconocido. En la primera cita con alguien que nos gusta, la conversación adquiere un nivel de frescura y creatividad que luego, en una relación estable, resulta difícil de alcanzar. Eso prueba que la incertidumbre nos hace crecer. A veces, como veremos a continuación, nos puede llevar incluso a lugares inesperados.

    En su influyente ensayo El cisne negro, el investigador y financiero estadounidense Nassim Nicholas Taleb exploraba aquellas cosas que suceden contra cualquier pronóstico o previsión, lo cual tiene lugar con mucha más frecuencia de lo que se pueda creer. Lo que este autor denomina “cisne negro” es un evento que presenta estos tres atributos:

    Es inesperado. Nada de lo sucedido en el pasado apuntaba a esa probabilidad.

    Tiene gran impacto. Tal vez porque es ­inesperado, nos toma con la guardia baja y captura toda nuestra atención.

    Genera explicaciones ‘a posteriori’. Por el temor que produce lo incierto, cuando aparece esta figura animal se buscan toda clase de argumentos que justifiquen por qué ha sucedido.

    Las noticias demuestran diariamente que lo que se desconoce es más importante que lo que se conoce. Nadie previó en Estados Unidos que podría suceder un atentado como el del 11 de septiembre de 2001, de la misma manera que las primaveras árabes empezaron como una explosión espontánea de rebeldía. Y lo mismo se aplica a la gran crisis bursátil del 19 de octubre de 1987, cuando solo en Nueva York los inversores perdieron más de 500.000 millones de dólares en un día. Siguiendo la tercera ley del cisne negro, cuando sucede algo así, todo el mundo intenta rastrear las causas y predecir cuándo volverá a pasar. Taleb cuenta que, tras la crisis de 1987, la mitad de los operadores norteamericanos esperaron un nuevo cataclismo el siguiente mes de octubre, sin tener en cuenta que el primero no había tenido ningún antecedente. La enseñanza, también para nuestra vida cotidiana, sería esta: hay cosas que no tienen una explicación racional, así que, en lugar de tratar de controlarlo todo, es mejor estar dispuestos a esperar lo inesperado. En vez de sucumbir al miedo, si aceptamos que la vida es cambio y una sorpresa constante, sabremos navegar en el torrente de nuevas posibilidades que nos lleva al futuro.

  • Problemas psicológicos, emocionales, de relación.
    Problemas psicológicos, emocionales, de relación.
    12 de Febrero de 2016

    Todo los problemas están en la mente

    Publicado por: Swami Purohit

    “Todos los problemas están en la mente. La duda, el miedo y las espectativas son solo pensamientos. Debemos trascender la mente, ir más allá de estos pensamientos de supervivencia para poder ser realmente libres y felices.”

  • La violencia contra la mujer.
    La violencia contra la mujer.
    10 de Febrero de 2016
    • Te ridiculiza: Si te hace sentir inferior, torpe o inútil, "el menosprecio, el control y el aislamiento suelen ser los mejores indicadores de que algo no va bien en una relación. Las mujeres que sufren violencia psicológica no identifican los primeros insultos y amenazas como signos de maltrato. Cuando surgen, sienten que son culpables de activar la respuesta de sus agresores. Es fundamental poner fin a la situación desde los síntomas iniciales".
    • Te aísla: Si te impide relacionarte con familiares o amistades o incluso si se pone celoso o provoca peleas, no te ciegues. ¡Despierta! Laura Ruiz de Galarreta, directora General de la Mujer de la Comunidad de Madrid, recuerda que una relación saludable "es aquella basada en la confianza y el respeto mutuo. Si te sorprenden elcontrol y los celos, ten en cuenta las siguientes actitudes: si vigila tu manera de vestir, si no expresas tus opiniones libremente por miedo a su reacción, si revisa tu teléfono móvil y tus redes sociales, si continuamente te sientes inferior, si has dejado de salir con tu círculo de amistades porque no le caen bien...: ¡reacciona!. No permitas estas situaciones porque son manifestaciones inequívocas deviolencia de género".
    • Te insulta: Si te amenaza, te humilla, te grita o te descalifica en público o en privado, ¡peligro! No debes consentirlo. "El problema es que la sociedad española no acaba de entender que eso es maltrato", lamenta la delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Blanca Hernández, con datos en la mano: "El 7% de la población tolera las amenazas verbales y el 9% el maltrato psicológico de desvalorización. Además, el 14% considera aceptable la restricción de libertad y el 31% de los encuestados acepta el control de horarios sobre la pareja". Marisa Soleto asegura que "la mejor forma de no caer en esta espiral es mantener una relación afectiva equilibrada, basada en el respeto, la confianza, la cooperación mutua y el reparto equilibrado de responsabilidades y tareas, sin establecer relaciones de subordinación".

    Espiral 'in crescendo'

    • Te culpa: Si tú eres responsable de todo, ¡reacciona! Para muchas mujeres resulta heroico trascender tantos siglos de legado culturalmachista. "Es evidente que los insultos, la humillación, la culpa y toda la violencia psicológica son signos de la histórica estructura patriarcal de nuestra sociedad, en la que se perciben estas actitudes como normalizadas e indicadoras de la naturaleza masculina", sostiene Ángeles Carmona, del CGPJ.
    • Te amenaza: Si dice que va a hacerte daño a ti o a tu familia, ¡protégete! Según Ana de Miguel, profesora de Filosofía Moral y Política en la Universidad Rey Juan Carlos, "las mujeres somos domesticadas para la sumisión desde pequeñas y recibimos el mensaje de que tenemos que aguantar y soportar porque ellos son así".Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, lamenta la existencia de un «ideal de comportamiento en el que debemos ser obedientes y no rebelarnos nunca. Vivimos en función de otros y para otros. Consideramos natural lo que es un ataque a nuestra dignidad. El patriarcado está instalado en todas las esferas de nuestra vida y es muy poderoso. Hay que visibilizarlo para acabar con él».
    • Te da miedo: Si te asustan su mirada y sus gestos es porque sientes que estás en peligro: ¡cuéntalo!, ¡pide ayuda! Blanca Hernández hace hincapié en que incluso mujeres profesionales normalizan elmaltrato, "la violencia crece y ellas cada vez se sienten más culpables. Con más formación, sienten más vergüenza y eso las lleva a un mayor aislamiento".

    Lo confirma Ana María Pérez del Campo, presidenta de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas: "La violencia no depende de la formación cultural. Tenemos personas sin estudios, pero también catedráticas, médicas, científicas y políticas. Tampoco tiene que ver con el dinero, sino con los roles. Los machistas utilizan a sus parejascomo escaparate de su poderío. Las cubren de pieles y joyas y después las insultan, las desprecian o les pegan. La única diferencia es que, a las que tienen mayor formación y posibilidades económicas, les resulta más fácil superar el terrorismo de género que se ejerce a través del miedo y la dependencia. La víctima pierde su identidad. Lo primero que hay que hacer es tenderle la mano e invitarla a hablar".

    Tus hijos y tú sois víctimas

    La violencia ya no es solo verbal: en la tercera fase es explícita y la sufren la madre y los hijos. ¿Quieres seguir viviendo así? Si la respuesta es no, busca ayuda. Y ten mucho cuidado, porque el mayor peligro acecha cuando las víctimas anuncian que se van a separar. La orientación previa y el apoyo de personas especializadas es vital antes de mencionar palabras como 'separación', 'abandono de la casa' o 'denuncia'. Recuerda que no estás sola y que puedes acabar con esta situación antes de llegar al extremo.

    • Te agrede: Si te ha puesto la mano encima alguna vez, ¡no esperes a que se repita! "Es normal que tengas miedo a equivocarte, que sientas que aún le quieres. A menudo buscamos razones para justificarle ('es celoso porque me quiere', 'perdió los nervios porque tiene mucha responsabilidad', 'si soy buena esposa/pareja cambiará') o para minimizar la violencia ('no fue para tanto', 'le pasa a todo el mundo'). Estas creencias son falsas y pueden confundirte, debes saber que tú no provocas ni eres culpable y que no hay ninguna razón que justifique las agresiones", subraya Laura Ruiz de Galarreta.
    • Te fuerza: Si te ha obligado a mantener relaciones sexuales en contra de tu voluntad, ¡no lo consientas! Y no olvides que es delito. La escritora Laura Freixas denuncia que existe una "absoluta falta de conciencia del papel de la violencia en nuestra cultura" y denuncia la frivolización de las violaciones. Laura Ruiz de Galarreta constata que muchas víctimas se oponen a denunciar "por miedo, culpabilidad, vergüenza, falta de apoyo social o familiar o por la dependencia económica del agresor. Su resistencia puede provocar incomprensión en el entorno, pero la ayuda de personas cercanas (familiares, amistades, compañeros de trabajo) es esencial". Hay salida y muchos recursos a los que acudir.
    • Te chantajea: Si te amenaza con quitarte a tus hijas e hijos en caso de dejarle, también te está maltratando. Es importante tener en cuenta que los menores son las víctimas invisibles y más vulnerables de estas situaciones. Ana María Pérez del Campo reclama "formación obligatoria para los jueces en violencia de género".

    - - - - - - - - - - - - - - -                          - - - - - - - - - - - - - - -                                  - - - - - - - - - - - - - 


    El Estado Islámico ordena la ablación de todas las mujeres y niñas en el norte de Irak

    • Su líder reivindica la práctica para 'alejar a las mujeres del libertinaje y la inmoralidad'
    • 'La circuncisión femenina es poco común en el país', alerta Naciones Unidas.

    El DESAFÍO ISLAMISTA La ley afectaría a cuatro millones de mujeres

    El Estado Islámico ordena la ablación de todas las mujeres y niñas en el norte de Irak

    • Su líder reivindica la práctica para 'alejar a las mujeres del libertinaje y la inmoralidad'
    • 'La circuncisión femenina es poco común en el país', alerta Naciones Unidas

    Dos mujeres tocan la puerta de una mezquita en Bagdad. Reuters

    FRANCISCO CARRIÓNEspecial para EL MUNDO El Cairo

    Actualizado: 24/07/2014 16:45 horas

    142

    El Estado Islámico ha ordenado que todas las niñas y mujeres entre 11 y 46 años de Mosul, la segunda ciudad de Irak, sean sometidas a la mutilación genital femenina, una práctica atroz poco común en el país árabe, ha denunciado este jueves la ONU.

    En la fetua (edicto islámico), el líder del Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) y autoproclamado califa Abu Bakr al Bagdadi exige que se lleve a cabo la ablación para "alejar a las mujeres del libertinaje y la inmoralidad". El Fondo de Población de la ONU calcula que la medida podría afectar a unas 4 millones de mujeres y menores de edad.

    "Es algo muy nuevo en Irak, especialmente en este área y es motivo de gran preocupación", ha alertado Jacqueline Badcock, coordinadora humanitaria de la ONU en Irak por videoconferencia desde Erbil, la capital de la región autónoma del Kurdistán. "No es la voluntad del pueblo iraquí ni de las mujeres iraquíes en estas zonas vulnerables controladas por los terroristas", ha recalcado.

    Hasta la fecha, la ablación de clítoris era casi inexistente en Irak, reducida a algunas zonas de Erbil y Suleimaniya, en el Kurdistán. Un portavoz de la policía de Mosul, Ahmed Obaydi, ha declarado al diario kurdo Basnews que el objetivo del IS -que ha diluido la frontera entre Irak y Siria y cuenta con un largo historial de torturas, ejecuciones sumarias, secuestros y amputaciones- es "evitar la inmoralidad y promover actitudes islámicas". "La decisión fue tomada como un regalo de Al Bagdadi a la gente de Mosul", ha declarado el agente.

    Una práctica común en África

    Más de 125 millones de mujeres han sufrido la circuncisión femenina en todo el planeta. La práctica, común en una veintena de países africanos, es ajena al mundo musulmán. De hecho, solo está arraigada en Sudán y Egipto. En la tierra de los faraones, 27,2 millones de mujeres -el 91 por ciento de las egipcias en edad fértil- han sido víctimas de esta terrible costumbre. Ilegalizada desde 2008, el pasado mayo se inició el primer juicio contra un médico y un padre por la muerte de una niña tras la operación. Es una práctica extendida entre musulmanes y cristianos egipcios.

    La extirpación parcial o total de los órganos genitales es una violación de los derechos humanos. Su práctica, a menudo en pésimas condiciones higiénicas, puede provocar hemorragias prolongadas, infecciones, infertilidad e incluso la muerte. En Egipto, por ejemplo, sus partidarios insisten que se trata de una practica religiosa que reduce la libido de las mujeres, preserva su virginidad hasta el matrimonio y elimina cualquier tentación de adulterio.

    Asimismo, la ONU ha señalado este jueves que en Mosul solo quedan veinte familias cristianas después de que el IS amenazara la semana pasada con la muerte a todos aquellos fieles que no se convirtieran al islam, pagaran un impuesto o abandonaran la urbe. Desde entonces, la mayoría de los vecinos cristianos ha huido de la ciudad y sus propiedades han sido confiscadas. Las familias que han optado por permanecer en Mosul han abrazado el islam o han pagado el impuesto, ha detallado la ONU.

    El IS tomó el pasado 9 de junio Mosul, la segunda ciudad de Irak. Desde entonces, sus conquistas han diluido la frontera con Siria. A finales del mes pasado, su líder Abu Bakr al Bagdadi proclamó la restauración del califato. Sus dominios se extienden ya desde la provincia siria de Alepo (norte) hasta la iraquí de Diyala (este).

  • Desarrollo personal.
    Desarrollo personal.
    5 de Febrero de 2016

    ¿Te gustaría conocerte mejor, aprender más sobre tus relaciones y sobre el mundo que te rodea?

    El título que preside la página es un objetivo que cada uno de nosotros anhelamos y, con voluntad consciente o sin ella, es una prioridad cuyo logro nos permitiría vivir de un modo muy distinto al que suele imperar en muchos momentos de nuestras vidas.

    El equilibrio, la serenidad y la buena gestión de la vida, no son conocimientos y habilidades con las que nacemos, sino que son estados y funcionamientos para los que es necesario formarse, estableciendo su desarrollo como prioridad en nuestra vida.

    La psicología clínica es una herramienta fundamental que está disponible y que ayuda eficazmente en el desarrollo del ser humano. La persona aprende a conocer su mundo interior, su modo de relacionarse con los otros y consigo mismo, aprende sus funcionamientos, los que le benefician y le perjudican, y discriminando, aprende a decidir y a actuar y vivir en el mundo.

    Si estás interesado en desarrollarte emocional y psicológicamente, realizando una psicoterapia puedes aprender y desarrollarte para ubicarte en el mundo, en tu ámbito afectivo, familiar y laboral de un modo en que te sientas seguro, disfrutando de lo que tu entorno te ofrece, y a la vez capaz de resolver los conflictos, las dificultades y aquietar y enfocar tu mente, resolviendo los bloqueos y aprendiendo a pensar con serenidad y desde tí mismo. Aprender a vivir con los demás pero sin que sean imprescindibles para tu desarrollo. Integrando y tolerando convivir con lo que te resulta más positivo y menos positivo.

    Si estas palabras resuenan en tu interior, tal vez sea bueno que te plantees la posibilidad de darte la oportunidad de acudir a un especialista en psicología clínica. La práctica que llevo a cabo es para afianzar y desarrollar cualidades como la autoaceptación, empatía, flexibilidad, capacidad de decisión.

    La terapia tiene como objeto el autoconocimiento, el afianzamiento y la seguridad personal, así como liberarte de cadenas como el miedo, la culpa o el inadecuado manejo de emociones que invaden la mente y no nos permiten actuar con libertad y ser nosotros mismos.


  • Salud, Ansiedad y meditación.
    Salud, Ansiedad y meditación.
    4 de Febrero de 2016

    La fuerza de voluntad y el sistema inmunitario

    El sistema inmunitario es una de las bases fundamentales de nuestra salud y depende, en gran parte, de nuestra

    fuerza de voluntad

    . Este aspecto suele ser débil y esta debilidad repercute en nuestra salud. Así,

    la enfermedad aparece cuando la mente es débil

    .


    De esta manera, mente y cuerpo están intimamente relacionados. Lo que hace la mente se refleja en el cuerpo. Las personas con una

    mente clara y fuerte

    , tienden a tener un sistema inmunitario fuerte y a padecer muchas

    menos enfermedades

    . Por ejemplo, el cáncer es una de las enfermedades más comunes en estos tiempos. En la mayoría de los casos los médicos no saben con seguridad qué ha provocado la enfermedad, sin embargo, se confirma cada vez más la importancia de la mente, no solo en la aparición y el desarollo de la enfermedad, sino también en su curación. 


    Entonces, ¿cómo podemos fortalecer el sistema inmunitario? El mejor camino es, en primer lugar, cuidarse físicamente a través de una buena alimentación, ejercicio y descanso suficiente y, en segundo lugar, fortalecer la mente.

    La mente se fortalece mediante la meditación

    , la oración o cualquier actividad meditativa (jardinería, paseo) que te desconecte de la vida diaria y que puedas practicar durante al menos 30 minutos. En caso de que meditar no sea una práctica que te convenza, puedes simplemente sentarte tranquilamente en algún sistio aislado, sin música, donde no te molesten ni personas ni ruidos. Lo importante es estar solo y no tener interrupciones durante esos 30 minutos. Dedica este tiempo a reflexionar sobre tu vida y cómo la estás viviendo. Puedes anotar ideas que te surjan, ideas sobre cómo cambiar los aspectos de tu vida que no te agradan, objetivos que te vienen a la mente, etc. 


    Estas prácticas (meditación, oración o actividad meditativa) te sirven para desconectar del mundo exterior y conectarte con tu ser interior. De esta manera, fortalecerás el sistema inmunitario, reduciendo el ritmo cardiaco, la tensión arterial y liberándote del estrés, gracias a la reducción del cortisol, hormona del estrés. Por otra parte, aumentarás la producción de serotonina, un elemento que mejora el estado anímico, la digestión y la calidad del sueño. La falta de serotonina está asociada a la depresión. 


    Todas estas prácticas fortalecerán tu sistema inmunitario y te ayudarán a sentirte mejor; más sano, tranquilo y ciertamente más fuerte.

  • Cómo combatir la depresión postvacacional.
    Cómo combatir la depresión postvacacional.
    1 de Septiembre de 2015

    Supera el síndrome postvacacional

     


    Se acaban las vacaciones, y cada año se produce un aumento de los casos de síndrome postvacacional. La intensidad y durabilidad de este malestar revela, según expertos, que más allá del abatimiento que puede suponer el fin de las vacaciones, el síndrome esconde que algo que no va bien en la vida del individuo.

    Así lo expone el vicepresidente de la Asociación Española de Psiquiatría Privada (ASEPP), José Antonio López, que cree que cada vez son más los españoles los que "pagan a la vuelta de las vacaciones el precio de la cada vez más agresiva civilización que estamos construyendo".

    La personalidad y la capacidad de adaptación que tiene cada individuo es el factor principal, ya que no todo el mundo posee la misma fortaleza psicológica para combatir la vuelta a la rutina otro año más tras las vacaciones.

    Síntomas de la depresión postvacacional

    - Irritabilidad.

    - Dificultad a la hora de intentar conciliar el sueño.

    - Cansancio.

    - Sensación de profunda apatía.

    - Tristeza.

    Como norma general, este síndrome no suelen durar más de siete o diez días, pero en el caso contrario, cuanto más intensos sean estos síntomas, mayor disconformidad tendrá la persona con su vida cotidiana y mayor será la necesidad de que intervenga ayuda profesional.

    Los niños y el síndrome postvacacional

    Los más pequeños de la casa no se libran de padecer estos síntomas tras las vacaciones, ya que suelen presentar efectos similares durante los primeros días de colegio, y que se manifiestan a través de sueño intranquilo o falta de apetito.

    Los niños, al igual que los mayores, tras el periodo vacacional sin horarios, la plena libertad y sin obligaciones, presentan angustia frente al hecho de volver al colegio y al separarse de nuevo de sus padres por periodos más amplios.

    En estos casos, también hay diferencias dependiendo de la personalidad que tenga el menor, de tal manera que, los niños más ansiosas notaran estos síntomas con más intensidad que aquellos que tienen un carácter más independiente de sus padres.

    Cómo combatir la depresión postvacacional

    La clave para hacer frente a este tipo de depresión es que, en la mayoría de los casos, se trata de un sindrome adaptativo, es decir, es como cuando cambiado de estación o de hora: "nos sentiremos extraños con el ambiente e incluso con nosotros mismo unos días y luego se nos pasara", asegura el experto.

    Aconseja seguir disfrutando de las horas de luz, de la temperatura que aún nos permite pasear, tomar un helado y a buscar estímulos que nos hagan sentirnos algo más vivos.

    Noelia de Santiago Monteserín

  • Estrés y ansiedad en la familia.
    Estrés y ansiedad en la familia.
    12 de Julio de 2014

    ABC.es 

    SOCIEDAD / NEUROCIENCIA

    El estrés en los primeros años de vida modifica de forma permanente el cerebro

    PILAR QUIJADA / MADRID

    Día 23/10/2013 - 00.00h

    Los cuidados inadecuados hacen a los niños propensos a la ansiedad y les impide regular bien sus emociones de adultos

    FOTOLIA

    Un estudio publicado en el último número de PNAS revela que el estrés en los primeros años de vida tiene efectos adversos sobre el comportamiento y el desarrollo del cerebro que se mantienen después en la vida adulta. De hecho se sabe que detrás de más de la tercera parte de los trastornos de ansiedad se esconden factores estresantes como la falta de cuidados o los abusos físicos o de otro tipo, que en la vida adulta se traducen en alteraciones emocionales y de conducta. Aunque se había relacionado las pautas de crianza inadecuadas y la falta de atención con una mayor propensión a las alteraciones de conducta y trastornos como la depresión y la ansiedad, hasta ahora se desconocían sus bases neurobiológicas. Tampoco estaba claro si las alteraciones emocionales y conductuales eran el resultado de las experiencias vividas por los pequeños o se debían a trastornos congénitos u otros factores preexistentes como malnutrición materna o exposición prenatal a sustancias nocivas.

    Ahora un trabajo llevado a cabo por investigadores de la Facultad de Medicina Weill Corner (Nueva York) y la Universidad de California muestra que el cuidado inadecuado de los pequeñosaltera de forma permanente los circuitos cerebrales que procesan las respuestas de temor, haciéndolos emocionalmente más reactivos. En el trabajo, cuyo primer autor es Mattew Malter Cohen, se destacan las alteraciones persistentes en el circuito y función de la amígdala, la estructura cerebral encargada de procesar el miedo y las emociones. Además, estos efectos no son reversibles cuando se elimina la causa del estrés ni disminuyen al desarrollarse otras áreas del cerebro implicadas en la regulación emocional, como la corteza prefrontal.

    Adopciones

    Para su estudio, los investigadores estudiaron a 16 niños menores de once años criados en un orfanato y los compararon con un grupo control de diez niños criados con su familia. Según los autores las atenciones recibidas por estos pequeños en el orfanato son un buen modelo para estudiar la influencia del estrés en las primeras etapas de vida sobre el desarrollo posterior. Para controlar los factores genéticos y ambientales mencionados, los investigadores crearon un modelo de roedor. Simularon los escasos cuidados recibidos por los niños en el orfanato en los ratones previamente destetados limitando a las madres el material disponible para hacer el nido e interrumpiendo el cuidado materno a las crías. El estudio con roedores se limitó al periodo de destete, para equipararlo a la estancia temporal de los niños en el orfanato antes de ser adoptados. El estudio en roedores se llevó a cabo en edades equivalentes a la preadolescencia, adolescencia y etapa adulta de los seres humanos.

    Los autores señalan que se produjeron cambios tempranos y de larga duración en el comportamiento ansioso y la función de la amígdala en los ratones expuestos a un cuidado parental desorganizado, que podría equipararse a la mayor reactividad emocional y los cambios en la amígdala observados en los niños criados en orfanato. Comprobaron que el estrés temprano modifica la regulación del miedo cuando se quiere lograr algún objetivo. Es decir, la posibilidad de que la motivación pueda ser mayor que el miedo y ayude a alcanzar un objetivo propuesto. En este sentido, la psicología evolutiva ha demostrado que la capacidad exploración de los bebés desde que gatean está relacionada con un apego seguro a los padres. Cuanto más confiados son respecto al afecto y cuidado de la figura de referencia, paterna o materna, más se aventuran a alejarse de su proximidad para explorar cosas que les interesan.

    Efecto irreversible

    Además, estos rasgos ansiosos observados tanto en ratones como en algunos niños criados en instituciones públicas no parecen corregirse a lo largo del desarrollo evolutivo, como muestran los autores. Lo esperable sería que al desarrollarse la región de la corteza prefrontal implicada en la regulación del miedo, la corteza infralímbica, los efectos del estrés temprano disminuyeran, cosa que no ocurría ni en el modelo de roedor ni entre los niños criados en orfanatos que fueron adoptados comparados con sus iguales que crecen con su familia.

    Según los investigadores, sus resultados corroboran los hallazgos previos, que indican que recibir cuidados en los primeros años de vida de forma desorganizada e imprevisible puede alterar la regulación emocional de forma permanente con independencia de los factores genéticos y ambientales.

    Según los autores, sus resultados están de acuerdo con lo observado en niños adoptados en países donde se dispensan escasos cuidados, y sugieren que podrían beneficiarse de programas de intervención temprana.

    No está claro si los efectos de del estrés temprano mejoran tras adopción, ya que pocos estudios siguen a los niños adoptados más allá de la adolescencia. Lo que parece evidente de estos estudios es que cuanto antes se produce la adopción, mejor es el resultado. Este efecto puede ser atribuible a una ventana para el desarrollo emocional y que pasado ese periodo crítico los circuitos cerebrales implicados son menos plásticos (moldeables) o más resistentes al cambio.

  • Vencer la ansiedad
    Vencer la ansiedad
    29 de Junio de 2014

    PSICOLOGÍA »

    Vencer la ansiedad

    Miedo, sudores, ahogo, palpitaciones... los síntomas le paralizan y siente el mundo amenazante. Mírelo sin miedo y descubra la vida. En la zona cómoda no pasa nada

    PATRICIA RAMÍREZ 29 JUN 2014

    Conducir, hablar en público, relacionarse con un grupo de personas conocidas, apuntarse a un curso de formación interesantísimo, ir al médico, salir de compras, educar a los hijos, presentarse a un examen, ligar, estar a gusto en una sobremesa con amigos, ver una película en el cine, montar en metro o tranvía, salir a correr o hacer un viaje de ocio. Se trata de situaciones cotidianas, en las que podría disfrutar y aprender, pero que se convierten en un auténtico reto, incluso martirio, para las personas que sufren ansiedad.

    Algunos de los síntomas que acompañan a la persona son sensación de ahogo, asfixia, palpitaciones, sudoración, tensión muscular, sequedad de boca, bloqueos mentales, sensación de irrealidad, estado de confusión, olvida palabras o incluso pierde el hilo de la conversación, le cuesta conciliar el sueño, le invade la apatía y tiene hasta ganas de llorar. Su cabeza es como una lavadora centrifugando. Una idea tras otra, los pensamientos se repiten, se agolpan, le cuestionan, le previenen, le amenazan, le hacen sentir que es una piltrafa y que no es capaz de coger el control de su vida. ¡Basta!

    Cuando cambias el modo en que ves las cosas, las cosas que ves cambian también”

    Wayne Dyer

    Respire, tómese un momento de calma, y lea a continuación cómo ganarle el partido a la ansiedad. Aplicando los siguientes consejos, aprenderá a ponerla en el sitio que le corresponde. Usted puede elegir los pensamientos y las emociones que le convertirán en alguien con recursos. No sea una marioneta de sus emociones. Tiene capacidad para elegir y participar activamente en su vida.

    Cambie el foco de atención. Sus síntomas no son los protagonistas, el protagonista es usted. Llega un momento en el que parece el famoso miedo al miedo: solo está pendiente de cómo se comporta su cuerpo, de ver la intensidad con la que se manifiestan sus síntomas de ansiedad y cómo condicionan su vida. Se autochequea, escanea, comprueba sus constantes vitales para decidir si es apto o no para enfrentarse a según qué situaciones. Todo su mundo gira en torno a lo que le ocurre por dentro. Cuanto más centre la atención en lo que no desea que ocurra, más aumenta la probabilidad de que pase. ¿Por qué? Porque le está dando instrucciones al cerebro para que esté pendiente de cualquier señal de alerta. Ha convertido en amenaza señales que no lo son. Su mente ahora está entrenada para buscar palpitaciones, sudoración, ojeras y agobios. Y cuando los detecta, le advierte diciéndole ¡peligro! La señal va rápida al sistema nervioso simpático, y éste se acelera pensando que tiene que protegerle de la fiera. Se prepara para que salga corriendo o luche. Y como nadie lucha con ferocidad estando en estado de calma, le activa en todos los sentidos. El corazón late con vigor, sus músculos se tensan, empieza a sudar y respirar de forma agitada. ¡Ya está!, listo para el combate. Su respuesta es la lógica. Lo que no es lógico es que su mundo sea tan amenazante. Necesita dejar de escanearse.

    Cambiar el discurso


    LIBROS

    ‘La trampa de la felicidad’

    Russ Harris

    (Planeta)

    PELÍCULAS

    ‘Descubriendo a Forrester’

    Gus Van Sant

    Uno de los protagonistas tiene agorafobia.
    La historia va sobre la relación entre un 
    afamado escritor y su discípulo.

    PRÁCTICO

    Un audio con técnicas de relajación: http://www.patriciaramirezloeffler.com/2012/08/la-relajacion-muscular-basada-en-jacobson-y-oncoming-... El que quiera se las puede descargar.

    Consejo: aprenda técnicas de relajación y meditación. ¿Ha probado el mindfulness? Su atención debe estar puesta en lo que ocurre a su alrededor, pero no en lo que resta, sino en lo que le alimenta. Si está pasando una buena tarde en compañía de amigos, observe sus caras, métase de lleno en la conversación, saboree el café y las pastas, fíjese en la temperatura y el paisaje. La vida está ocurriendo a su alrededor. La vida no está en sus respuestas orgánicas. La atención no puede estar en dos temas a la vez. O se fija en lo mal que está, o se centra en disfrutar y vivir su momento. Y si un síntoma da señales, tranquilo, déjelo estar. Pero no hable con él ni le exprese su temor. Es maravilloso tener síntomas, significa que ¡está vivo!

    Háblese en otro idioma. El tipo de vocabulario que más utiliza una persona ansiosa para expresarse es algo así como “tengo miedo, estoy agobiado, no puedo, y si…, no estoy preparado, en otro momento, tengo temblor, no podré, lo estoy pasando fatal” y un sinfín de expresiones tendentes al catastrofismo y con las que se siente inseguro e incapaz.

    La manera que tiene de pensar y expresarse condiciona sus emociones y su comportamiento. Si expresa que hay amenazas, su sistema nervioso se activa y desencadena la respuesta de ansiedad. Así de fácil. Es la tercera ley de Newton: acción-reacción. Necesita hablarse a sí mismo en otros términos. Lleva tanto tiempo anticipando el fracaso y el peligro, que carece de expresiones y vocabulario adecuado para afrontar las situaciones.

    Consejo: ¿quién elige los pensamientos que invaden su mente? Nadie más que usted. Ahora está acostumbrado a relacionarse con un estilo cognitivo tremendista. Pero puede sustituirlo por otro que le permita contemplar el mundo sin ese carácter amenazante. Para modificarlo, tendrá que escribir… Ante la situación temida, anote cómo le gustaría enfrentarse a ella y los pensamientos que le podrían ayudar. No evite pensar en ella, solo acéptela. No es peligrosa, solo algo incómoda.

    Desenamórese. No de su pareja, sino de la posesiva ansiedad. Si se da cuenta, se comporta con ella como si hubiera un idilio en plena efervescencia. La observa, la mira, la atiende, incluso habla con ella y de ella a todo el mundo. Su círculo se limita a su ansiedad. Ella decide por usted si puede hacer algo o no. Le ha dado demasiado poder. Mantenga un diálogo para poner distancia, incluso rétela.

    Consejo: cada vez que se observe atemorizado por los síntomas, en lugar de verbalizar “no lo soporto, estoy fatal, así no puedo seguir, no saldré nunca de esto”, diga algo como “qué pesadita eres, todo el día con un síntoma por aquí, otro síntoma por allá. Si no te importa voy a leer, trabajar, correr, etcétera, y luego, si me apetece, igual te escucho otra vez. Ahora no es el momento”.

    Deje de evitar. Cada vez que sortea lo que teme, se siente relajado, protegido y se conforma en su zona de comodidad. Pero no es el lugar en el que desea estar. Ahí no ocurre nada interesante, salvo tener todo bajo control.

    Consejo: propóngase convertirse en un explorador, un aventurero. La vida es para descubrirla, incluso atravesando emociones desa­gradables. Cualquiera que se plantee un reto sabe que habrá momentos de alegría y orgullo y otros de desvanecimiento, pérdida de ilusión, esfuerzo y horas que robarle al sueño. No necesita encontrarse divinamente para dar un paso al frente. Es más, no va a ocurrir así. Tendrá que salir de su zona con dolor de cabeza, con mareos y palpitaciones. ¿Y sabe lo que va a descubrir? Que es capaz de hacerlo, que no es tan dramático como anticipaba y que las emociones desagradables no son incompatibles con la vida cotidiana. Cuanto antes se familiarice con ellas, mejor. A Nadal le gusta jugar al tenis, pero no le debe hacer mucha gracia competir con ampollas en las manos, pero lo hace. Es el paso para aspirar a ganar.

    Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron” Michel de Montaigne

    Actúe. Nadie lo va a hacer por usted. Deje de rumiar. La solución no está en las vueltas que da a su malestar. La solución está en ponerse las pilas y hacer lo que es incompatible con la respuesta de ansiedad: relajarse, pensar de forma útil, reír mucho y desdramatizar más, descansar, llevar una vida equilibrada, tener amigos y buenos ratos que echarse en la mochila.

    Consejo: no lo razone todo. Deje de darle cien vueltas a lo que pueda suceder. La vida tiene su puntito de inconsciencia. Si quiere superarse, tiene que correr un riesgo, aunque sea pequeño, pero la vida los tiene. Nada ocurre si usted no participa. Y equivóquese. Fallar forma parte del aprendizaje. El único que puede reprocharse y censurarse es usted mismo, y debe repetirse y tener muy presente que no está obligado a hacerlo.

    El que no corre ningún peligro es el que dejó de vivir por tenerlo todo bajo control. No se marchite. Apoltronarse y protegerse no es la solución a su ansiedad. Si pone estos consejos en práctica, le puedo anticipar el resultado del partido: Ansiedad, 0-Usted, 5.

  • Discusiones,. Aprender a resolver conflictos.
    Discusiones,. Aprender a resolver conflictos.
    30 de Abril de 2014

    El conflicto es una situación compleja, que nos lleva a la experiencia de desajuste entre dos partes. 

    En el conflicto con el otro hay personas que se asustan, sienten culpa, van poco a poco debilitando su criterio, incluso perdiendo el contacto con su propia pensar. 

    Sienten la necesidad de que el otro entienda y acepte su criterio. No siempre es así.

    Para estas personas sería mucho mas positivo asumir que el otro no les va a entender siempre, y menos aún si no les conviene. Será la propia persona la que escuche y proteja su propia visión. No siempre vamos a convencer al otro, ni si quiera vamos a lograr que entienda nuestra postura. 

    Es importante que este tipo de personas sean capaces de no perder el contacto con su propio pensamiento y criterio, con sus deseos, emociones, necesidades, y las tengan en cuenta. Que no quede un único interlocutor resolviendo el conflicto, que no se oiga una sola voz, la del otro, un solo criterio, el del otro, Es importante que haya espacio para escuchar a los dos.



  • El miedo bloquea el pensamiento y la razón.
    El miedo bloquea el pensamiento y la razón.
    6 de Abril de 2014

    El abuso emocional: Las emociones desbordadas llevan al pensamiento por caminos que la razón no elige.


    Aquieta tus emociones en la medida en que puedas, camina, respira tranquilo, haz alguna actividad que te guste, y después tu pensamiento fluirá más claro y tu razón discriminará mejor.  

  • Primavera y emociones, cansancio, agotamiento y bajada de ánimo.
    Primavera y emociones, cansancio, agotamiento y bajada de ánimo.
    28 de Marzo de 2014

    Al llegar la época primaveral, muchas personas sienten un mayor cansancio, se sienten con menos fuerzas y con el estado de ánimo bajo.

    La astenia primaveral  es un trastorno leve y pasajero que se produce cuando nuestro cuerpo tiene dificultades para adaptarse de forma adecuada a los cambios de la primavera, que se manifiesta en una sensación de debilidad y falta de vitalidad generalizada, 

    Llevar una vida ordenada, hacer dieta equilibrada, dormir las horas necesarias y practicar ejercicio moderado constituyen la mejor prevención. 

    El hipotálamo regula la temperatura, el apetito, la sed y la apertura de nuestra retina. Esta estructura de nuestro cerebro recibe impulsos nerviosos y estimula glándulas que regula la secreción hormonal y los neurotransmisores, sustancias implicadas en el ánimo, la alegría y la vitalidad. 

    El cerebro es sensible a los cambios climáticos y horarios, algunas personas los asimilan con facilidad, otras sufren un proceso de adaptación más lento, que se convierte en una astenia cuando se manifiesta en un grado leve, y puede llegar a una depresión cuando la gravedad es mayor.

    Hay una predisposición biológica. Además son más sensibles a verse afectadas las personas que padecen estrés y que tienen un problema emocional o psicológico previo.

    Todos estos factores aumentan la vulnerabilidad física y emocional, el estrés y la falta de calidad de vida produce a nivel físico, el sueño no es reparador, aunque se haya dormido las horas necesarias.

    Incluso las personas activas están afectadas y menos motivadas. Las personas con estrés, ansiedad y alteraciones habituales del estado de ánimo, sufren mucho más intensamente los síntomas. 

    La persona siente además del cansancio y la desmotivación, falta de alegría y sensación de vacío, que puede ir instalando una sensación de tristeza y de falta de capacidad de disfrute, que podría ser el comienzo de una depresión.


    Es importante no dramatizar, aceptar los pequeños desajustes como tales; pero también es importante poder discriminar cuando la tristeza, el desánimo y la falta de energía para vivir y disfrutar, están prolongándose o adquiriendo una intensidad, que puede estar avisándonos de la necesidad de acudir al psicólogo, quien se ocupará de diagnosticar y tratar, si es conveniente, los síntomas y el origen de los mismos, para que se recupere el equilibrio emocional, el ánimo y la calidad de vida.




  • Desconfío de mi pareja, mi pareja desconfía de mi, ¿cómo superar los celos?
    Desconfío de mi pareja, mi pareja desconfía de mi, ¿cómo superar los celos?
    9 de Diciembre de 2013

    La confianza es el pilar fundamental en la vida de pareja;cuando esta se pierde, puede generar inseguridad e inestabilidad en la relación.

    La desconfianza impulsa a buscar pruebas de deslealtad y a sospechar de cualquier acto positivo que haga la pareja. En consecuencia, no se la concederá el beneficio de la duda y la pareja se sentirá atacada. Si a tu pareja le duele tu persistente desconfianza quizá sea lenta en ofrecer pruebas de que puedes confiar en ella. Se volverá evasiva. O, sabiendo que diga lo que diga no le creerá, pude que diga lo que cree que quieres oír, lo cual sólo añadirá incoherencias a su historia y dudas a lo que crees.

    Los celos se vuelven un problema cuando tu pareja es inocente pero desconfías de sus otras relaciones. Inseguro te imaginas que te esta rechazando cuando no es así. Pones a prueba el amor de tu pareja, provocando frustración y agotamiento en ella. Cuando la verdad de la inocencia de uno no importa bajo el escrutinio de una pareja celosa, la parte inocente no tiene nadad más que ofrecer.

    Los celos se basan en la opinión de que uno es reemplazable. Cuando uno cree que no tiene nada especial que aportar a una relación, se devalúa y no puede entender por qué la pareja querría estar con uno. Lo que el autor y psiquiatra David Viscott denomina el “ciclo de los celos” es una pauta que consta de tres partes:

    1. Al poseer poca autoestima, a la persona celosa le preocupa ser rechaza, abandonada o sustituida
    2. Entonces duda del amor de su pareja, lo cual a ésta le duele y a la larga hace que reprima su amor
    3. Al no sentirse amado, su autoestima disminuye y le preocupa ser rechazo, abandonado o sustituido.

    ¿En qué momento la relación de pareja, basada en la confianza, se rompe para que entre la sombra de la duda o la sospecha?
    Ese síntoma, que suele aparecer en las personas por diversas circunstancias, es la desconfianza, un sentimiento de inseguridad que dificulta las relaciones.


    La desconfianza está relacionada con el miedo y tiene que ver con una baja autoestima. Se encierra en una escasa capacidad asertiva para enfrentarse con éxito a cualquier situación cotidiana de interrelación social o sentimental.

    La desconfianza enceguece a la persona que la padece, pues no le permite ponerse en el lugar del otro; le resta la empatía necesaria para comprender las motivaciones o sentimientos de sus semejantes. No le da la capacidad de confiar en los demás. Todo lo contrario es la confianza, que implica exponerse, abrirse, y hasta arriesgarse. 

    ¿Por qué se origina la desconfianza en la pareja?

     Puede aparecer por diversas razones, la mayor parte de ellas se debe a las mentiras, los celos o infidelidad en algún momento de la relación; y cuando esta última es descubierta, la persona engañada perderá la confianza en su pareja.

    La confianza es el pilar fundamental de la vida en común. Sin confianza no se puede establecer una relación de intimidad real con la otra persona. Cuando la convivencia está teñida de sospechas, de dudas no justificadas acerca de la lealtad o fidelidad, puede volverse en un círculo vicioso y la relación insostenible.

    Si bien la confianza depositada en los demás aporta seguridad y satisfacciones, tampoco se trata de confiar en todo el mundo; para ello debe haber un sentido de intuición y asertividad que dicta el sentido común. Debe darse un límite para ello. Asertividad y confianza son los aliados adecuados para encontrar el equilibrio en cualquier tipo de relación.

    ¿Cómo evitar la desconfianza en la relación? 

    En cuanto a la pareja, es muy importante la comunicación, fomentando la intimidad basada en la sinceridad mutua.

    A título individual, se sugiere:


    - Dejar de buscar pruebas. A corto plazo disminuyen la duda, pero a largo plazo mantienen la desconfianza.

    - Centrarse en lo que verdaderamente está sucediendo en lugar de estar pendiente a las preocupaciones. 

    - Dedicar tiempo a hacer actividades individuales fuera de la pareja y compartir luego con la pareja cómo han ido.

    - Organizar actividades de pareja que sean divertidas, y que lleven a generar mayor espacio de intimidad.

    - Valorar los aspectos positivos de uno mismo y reforzarlos.
    - Sacar partido a las fortalezas que uno tiene.

    Si pese a todas a estas recomendaciones todavía prevalece la desconfianza en la relación, se sugiere que la pareja acuda a un especialista, ya sea ambos o por separado, para que les ayude a superar el problema.

  • La necesidad de ser especial y único para los demás nos daña.
    La necesidad de ser especial y único para los demás nos daña.
    26 de Noviembre de 2013

    Cada uno de nosotros somos especiales y únicos, siendo a la vez seres humanos normales, con deseos, necesidades, proyectos, ilusiones,... Si somos capaces de vivir con lo que vamos teniendo y generando, si podemos disfrutarlo, sin crear necesidades que no tendrían por qué ser tales, podemos ser felices y no quedarnos atrapados en el sufrimiento de no lograr cubrirlas.
    La necesidad de ser especial y único para los demás nos daña. Esa necesidad de sentirnos importantes para el otro, a menudo nos atrapa.
    Si vives de modo comprometido con tu vida, de forma coherente contigo mismo, centrado en lo que tienes y decides hacer, irás siendo tú mismo y te irás conociendo.

  • Controlar los sentimientos.
    Controlar los sentimientos.
    28 de Mayo de 2013


    Recomendar en Facebook pidiera que contestaran a la pregunta: ¿cuál es su misión en la vida? Seguramente no me darían una sola respuesta, sino muchas. Todas las personas tienen objetivos diferentes relacionados con su vida familiar, personal, social y laboral. Pero hay un deseo que nos une a todos, y ese es el de ser feliz. Todos anhelamos equilibrio interior, paz y tranquilidad.

    El bienestar no viene genéticamente predeterminado, sino que se busca, se entrena. Las personas se rodean de circunstancias, de otros compañeros de viaje y de momentos que les aportan felicidad, buscan la seguridad y tratan de desprenderse de todo lo que les incomoda y provoca dolor. De hecho, vivimos en la era de la felicidad. Se cultiva y practica una filosofía dirigida a cuidarse y mimarse, y muchas personas dejan de salir de su zona de confort para evitar enfrentarse a sus miedos y no sentir la incomodidad del sufrimiento. Pero la envidia, la culpa, el remordimiento, la inseguridad, la frustración, la vergüenza…todos esos sentimientos forman parte nuestra evolución. Lo inteligente es saber dosificarlos para que cumplan con su función y no dejar que nos bloqueen.

    Hay un remedio para las culpas, reconocerlas” (Franz Grillparzer)

    Todo tiene su razón de ser y una explicación lógica. Los sentimientos negativos funcionan como un termómetro, nos indican que algo no funciona y se manifiestan a través del malestar. Pero tienen su parte positiva: Deje espacio a sus sentimientos, escúchelos, tome decisiones y déjeles marchar.

    Siente envidia porque anhela aquello que desea y que sí tienen otras personas. Siente envidia porque valora el mundo como un lugar injusto en el que usted no está ni tiene lo que desearía. Una de dos, o acepta su realidad o se implica en modificarla. Pero sufrir sin invertir tiempo y esfuerzo, no. Para abrir la puerta de salida a la envidia:

    LA PELÍCULA

    – ‘Revolutionary road’, de Leonardo DiCaprio y Kate Winslet. Culpa, reproches, miedos…

    UN LIBRO

    – ‘La trampa de la felicidad’, de Russ Harris. Editorial Planeta.

    UNA CANCIÓN

    – ‘Irremediablemente, celos’, de Antonio Orozco.

    Reconozca su sentimiento. La envidia es un sentimiento que, además de hacerle sufrir, es feo. Dígase a sí mismo: “Tengo envidia”. Si no lo hace, siempre tratará de justificar su malestar, pero no llegará a vencerlo.

    Las personas suelen tener envidia porque perciben una situación como injusta. Los motivos por los que no tiene lo que desean (tipo, inteligencia, dinero, poder…) pueden ser muy variados, pero sean los que sean tiene dos opciones: la primera, implicarse y trabajar en lo que dependa de usted para conseguirlo, la segunda, aceptar lo que no puede gestionar.

    Si es de los “envidiosos buenos”,compórtese como si no tuviera envidia. Pregunte a su amigo qué tal le va en ese trabajo en el que está triunfando y escúchele; dígale .... , alégrese de forma sincera por ..... Y siéntase orgulloso de sí mismo por haber superado una situación difícil. Dígase “Ves, lo haces muy bien, ahora te sientes mejor”.

    Céntrese en usted mismo. El valor no está en la comparación, sino en su propio yo. Plantéese un objetivo y piense en qué medida puede involucrarse para alcanzarlo. A veces pierde más tiempo criticando, desprestigiando y deseando lo de otros que invirtiéndolo en su mejora. Esa energía sería muy productiva si la gastara en evolucionar.

    Pida perdón para vencer a la culpa y el remordimiento. Usted siente culpa cuando sabe que ha herido a otra persona, con intención o sin ella. Ver que otro sufre por algún comportamiento que ha tenido le hace sentir mal. Ese malestar es el motor que le lleva a reflexionar para que la próxima vez tenga más cuidado. Gracias a esta sensación incómoda conseguimos aprender. Si cada vez que hiriésemos a alguien no sintiéramos ese dolor, estaríamos hablando de una persona sin empatía, incapaz de ponerse en el lugar de otros, y esto le dificultaría mucho sus relaciones sociales. Nadie quiere convivir, ni trabajar, ni tener como amigo a una persona que hace daño y que no es consciente del mismo.

    Pero sentir culpa no significa que tenga que machacarse. La culpa le permite pensar qué haría de forma diferente la próxima vez. Siga estos pasos para deshacerse de su malestar.

    Pida perdón de forma sincera. Pero no lo haga de forma cobarde, no utilice el whatsapp, dé la cara. Pronuncie el nombre de la persona y acompáñelo diciendo que lo siente y por qué.

    Repare el daño. 

    “El miedo siempre está dispuesto a ver las cosas peor de lo que son” 

    Sea el de siempre. Haberse equivo­­cado una vez no le obliga a convertirse en alguien sumiso con esa persona, como si tuviera que estar avergonzado toda la vida. Todos cometemos errores. Si el desliz entra dentro de lo razonable y, sobre todo, si no ha tenido una mala intención, tendría que poder perdonarse. El rencor y la soberbia de las personas heridas a veces superan su buena intención. Cuando haya hecho todo lo que podía, deje que la otra persona tenga su tiempo. Y si le parece excesivo, decida cómo comportarse usted a partir de ahora con esa persona que no tiene capacidad para perdonar y cerrar heridas.

    Enfréntese con valentía a su inseguridad y su vergüenza. La inseguridad, la vergüenza y el miedo son sentimientos y reacciones del cuerpo y de la mente ante lo que usted interpreta como una amenaza. Siente inseguridad cuando no controla el ambiente, cuando lo que le rodea no es predecible. Siente vergüenza cuando percibe la posibilidad de no estar a la altura, de perder, cuando las expectativas le superan. Y el miedo se apodera de usted pensando que puede pasarlo mal, puede contagiarse, darle un infarto, perder el trabajo o ser rechazado por esa persona que le atrae. ¡Qué más da el miedo que sienta! El verdadero peligro es dejar escapar las oportunidades, no luchar por ellas, porque ahí es donde está la derrota.

    Aprenda a convivir con el fracaso y con las emociones negativas, forman parte de la evolución y de la vida. ¿Alguna vez le dijo alguien que esto sería fácil? Cometer errores, ser criticado, sufrir… es parte del camino. Coexis­­ten con la felicidad, la recompensa y el orgullo.

    “La felicidad es darse cuenta de que nada es demasiado importante”

    (Antonio Gala)

    Si quiere conseguir salir de su zona confortable:

    Busque un motivo. Seguro que lo tiene. Póngalo ahora por escrito, en grande y en un lugar visible.

    No piense que puede fallar y centre su atención solo en lo que desea hacer y cómo. Describa su plan de actuación.

    Es válido, bueno y fuerte. Tiene ejem­­plos en su vida que lo demuestran. ¿Qué tiene en la cabeza, lo que le debilita o sus fortalezas? Son sus puntos fuertes los que debe potenciar, no los que restan.

    Pensar en el éxito. ¿Qué hace pensando en lo que puede fracasar o en lo que no desea que ocurra? ¡Menudo gasto de energía inútil! El tiempo es limitado, inviértalo en pensar en lo que ¡sí! desea que pase. Prepárese con la palabra y con el pensamiento para conseguirlo. Repítase: “¡Yo puedo! ¡Estoy preparado! ¡Me lo he trabajado!”.

    No a las emociones negativas. No es el único que las tiene, las tenemos todos, pero muchos de nosotros hemos decidido dejar de escucharlas. Es lo que nos diferencia. Su vida no es más difícil, ni tiene menos suerte que otros. Solo que los otros, en lugar de escuchar el peligro, lo valoran, y luego deciden enfrentarse a él. No se trata de ser temerario, solo valiente.

    Actúe. Los cinco puntos anteriores son geniales solo si los pone en marcha. Los propósitos solo tienen sentido si se materializan.

    “Solamente aquellos espíritus verdaderamente valerosos saben la manera de perdonar”

    (Laurence Sterne)

    Los sentimientos negativos le permiten ver el mundo desde otro punto de vista, pero no significa que le tengan que paralizar. Analice y saque una lectura positiva de su emoción y de su presencia. Aproveche lo que le pueden aportar y, luego, desármelos.

    Hay muchas personas con miedo a ser felices. Hacen extrañas deducciones, como que si se entregan al placer recibirán un castigo. Cuando cometen un error se lo reprochan una eternidad, para tomar consciencia del tremendismo de lo que han hecho. Ser sufrido, negativo, sumiso… no es la pócima de la felicidad. Nadie le va a recompensar en otra vida por haber sufrido en esta de forma gratuita. Atrévase a ser feliz y a tener recuerdos de esos que vale la pena almacenar. 

  • Sufrir una depresión sigue siendo tabú en el trabajo, estudio de la Asociación Europea de Depresión
    Sufrir una depresión sigue siendo tabú en el trabajo, estudio de la Asociación Europea de Depresión
    10 de Mayo de 2013

    .... Teniendo en cuenta las aportaciones del estudio IDEA, en la mayoría de los países, todavía es un tabú la vivencia de una enfermedad mental, tanto para las personas que la han tenido como para las que no. Las 3 razones que aluden los encuestados con más frecuencia, para justificar ese hermetismo, son: la creencia de que es algo privado sobre lo que no quieren hablar (49%), el miedo a perder el empleo (30%) y la suposición de que no van a ser entendidos (30%).

    Respecto al conocimiento de los encuestados acerca de la depresión, se encontró que este es bastante bajo, ya que sólo el 33% identifica el olvido como un síntoma de esta enfermedad, el 44% la indecisión y el 57% la dificultad para concentrarse. Los síntomas que mejor identifican son el estado de ánimo bajo o la tristeza.

    En cuanto a la capacidad de las empresas para abordar este problema, este trabajo revela que sólo el 45 % de las grandes empresas cuenta con programas de apoyo promovidos por sus departamentos de recursos humanos orientados a ayudar a los trabajadores que sufran depresión. Además, a pesar de la magnitud del problema, 1 de cada 3 directivos, informaron que no tenían apoyo formal ni recursos para afrontar las dificultades de los empleados con depresión.

    A la luz de estos datos se puede concluir que la depresión sigue siendo una enfermedad tabú, que se afronta con miedo a represalias laborales, sobre la que la gente tiene muy pocos conocimientos de los síntomas principales y para la que la mayoría de las empresas no tienen programas para afrontarla. Por otra parte, de los países evaluados, se ha visto que Dinamarca es el país donde esta dolencia se trata de un modo más abierto y con más confianza en el ámbito laboral.

    Vemos que en España, así como en otros países, sería necesario hacer mucho más para incrementar la concienciación y ayudar a los empleados y empleadores a reconocer y manejar la depresión en los lugares de trabajo, así como mejorar las políticas y legislación que protegen a los empleados.

  • Acto de Reconocimiento de la Primera Promoción de Psicólogos Europeos Especialistas en Psicoterapia.
    Acto de Reconocimiento de la Primera Promoción de Psicólogos Europeos Especialistas en Psicoterapia.
    9 de Enero de 2013

    El Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid tiene el honor de invitarle al acto de reconocimiento de la Primera Promoción de Psicólogos Europeos Especialistas en Psicoterapia (Certificado EuroPsy), otorgado por la European Federation of Psychologists’ Associations, de la cual usted forma parte..

     

    Este acto, donde se le hará entrega del Diploma que le acredita con dicha certificación europea, se celebrará el próximo miércoles 28 de noviembre a las 19. 30 horas, en la Sala UNESCO del Palacio de Congresos de Madrid (Paseo de la Castellana, 99).